Noticias de navajas y cuchillos

5 señales claras que nos dicen que debemos renovar nuestros cuchillos

Debemos renovar nuestros cuchillos

Es bastante habitual que, aunque sean seres inanimados, en ocasiones nos encariñamos con algún objeto de casa. Tranquilo, es algo bastante habitual. Ese sillón que te ha acompañado toda la vida, esa taza en donde llevas tomando el café décadas. Por supuesto, es probable que cualquiera se pueda encariñar con sus cuchillos de cocina.

Sin embargo, especialmente cuando no son cuchillos de calidad, tarde o temprano tocará cambiar de cuchillos. En nuestra tienda puedes encontrar cuchillos artesanales de calidad, perfecto para darle el recambio a tus viejos cuchillos. Sabemos que cuesta desprenderse de un objeto al que le tienes cariño, pero en ocasiones las señales de que hay que renovarse son claras.

Además, renovar tus cuchillos de cocina por nuevos cuchillos artesanales de la máxima calidad, siempre será un paso adelante. ¡No te arrepentirás! Pero… ¿no sabes cuándo toca cambiar tus cuchillos por unos nuevos? Te contamos 5 señales evidentes y claras de que necesitas renovar tus cuchillos.

¿Cuándo renovar nuestros cuchillos?

El filo del cuchillo irregular

Una clara señal de que debemos renovar nuestros cuchillos de chef, es cuando vemos que el filo ha perdido su regularidad. No hablamos de las pequeñas imperfecciones que se generan tras años de afilado y uso. Hablamos de cortes en la hoja que entorpezcan su uso suave, y por las que sí merece la pena renovar el cuchillo.

La punta del cuchillo ha sido dañada

Si nuestro cuchillo de cocinero ha perdido la punta, sí o sí será hora de renovarlo. Si se te ha caído el cuchillo y se te ha roto la punta, o al menos ha quedado doblada e imperfecta, debemos cambiar el cuchillo. Como sabéis, la punta de un cuchillo es esencial para cortar los alimentos de forma profesional.

Se ha vuelto incómodo de usar

Un cuchillo viejo y de poca calidad puede volverse incómodo de usar por muchos motivos. Es evidente que en este caso debes renovarlo, ya que además un cuchillo con el que no trabajas a gusto resulta más peligroso. Tal vez se haya desequilibrado el peso, se siente demasiado pequeño o grande, no se adapta el agarre a tu mano, etc.

El mango se cae

Existen diversos motivos por los que un cuchillo puede perder su mango. Es una de las principales señales de que debemos renovar nuestros cuchillos. Especialmente cuando son cuchillos de poca calidad, tras unos años es habitual que el mando se termine soltando. Se parte en trozos y se suelta, y una cinta aislante sujetándolo no es la solución…

Los remaches se sueltan

En cuchillos de calidad, como los que puedes encontrar en nuestra tienda, no es habitual. Pero en algunos cuchillos con años de uso es posible que los remaches empiecen a soltarse. Los remaches aseguran la parte metálica, y si se sueltan la hoja perderá estabilidad. Obviamente esto puede provocar situaciones peligrosas en la cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *