Noticias de navajas y cuchillos

¿Cómo se corta el jamón para no estropear las lonchas?

Cómo se corta el jamón

¿Aun no has visto nuestro cuchillo jamonero? En Vera Cuchillería hemos añadido recientemente a nuestra oferta de cuchillos nuestra pieza de mayor tamaño hasta la fecha. Se trata de un cuchillo jamonero artesanal de la mayor calidad, para los mejores cortadores de jamón. Este cuchillo incluye una hoja en acero inoxidable 440C y 33 cm de largo, garantizando la flexibilidad perfecta para el mejor corte del jamón. El sabor, los aromas y la textura del jamón permanecerá intacta si utilizas nuestro cuchillo para tus cortes. Pero… ¿sabes cómo se corta el jamón?

De nada sirve tener a mano los mejores cuchillos artesanales, las mejores herramientas, si no sabemos utilizarlas. Como todo en esta vida, existe una parte importante en cualquier actividad que es la práctica. Los años de experiencia son muy importantes para asegurar la mejor calidad… ¡desde Vera Cuchillería lo sabemos muy bien! Por ello, nadie comenzará a cortar jamón como los ángeles, y se necesita un poco de experiencia para hacerlo bien. Pero la teoría también es importante, saber cómo hacerlo. En esto sí podemos ayudarte:

En primer lugar, y aunque resulte obvio, es importante tener un cuchillo de calidad y bien afilado. Puedes comprar nuestro cuchillo jamonero pulsando aquí. Otro aspecto importante es tener un buen jamonero, con una fijación segura y una estabilidad bien firme. El jamón no puede bailar mientras lo cortamos, y el jamonero no puede deslizarse ni moverse por toda la mesa. Además de perjudicar al corte, es importante para nuestra seguridad.

Cuchillo jamonero de Vera Cuchillería

Cómo se corta el jamón: preparación

Es fácil saber cómo se corta el jamón. El jamón se coloca en el jamonero, para comenzar a cortar, siempre con la pezuña hacia arriba. Colócalo a una altura cómodo para que cortes el jamón, si siempre lo suelen cortar tu en casa. Haz un corte trasversal en la parte superior de la pata, a unos 3 o 4 centímetros de la sujeción superior de la pata. Este corte, de unos 2 cm de profundidad, marcará dónde comenzarán las lonchas. Acto seguido debemos quitar la corteza superficial de la pieza y el tocino.

Aquí el primer truco. Intenta sacar una buena pieza superior de corteza con tocino; tendremos que guardarla. Esta “tapa” sirve para resguardar la parte de jamón expuesta al aire, cuando termines de cortar. En una casa es poco habitual que un jamón dure apenas horas, así que debemos hacer todo lo posible por conservar el jamón sin que se seque.

Debemos limpiar bien la corteza y grasa amarilla del lateral, sólo de la parte que vayas a cortar. Intenta no pasarte al limpiar el lateral, ya que el jamón en una casa común puede durar varios semanas o meses. Por tanto, “descorteza” el jamón a medida de vayas comiendo y te haga falta. Deja alrededor de 1 cm de tocino, el resto lo puedes eliminar. Limpiar la corteza y la grasa amarilla del lateral tiene dos finalidades: evitar el sabor a rancio en las lonchas, y asegurar un corte más sencillo y menos peligroso.

Cómo se corta el jamón

El corte del jamón

El corte lo haremos siempre en paralelo y de la forma más plana posible. La loncha siempre debe ser de todo el ancho del jamón, sino iremos creando imperfecciones en el corte que afectarán al grosor de las siguientes lonchas. No superes los 7 u 8 cm de longitud por loncha, aunque en estos consejos para saber cómo se corta el jamón no sabemos vuestras preferencias… Hazlas del tamaño en la que te sientas cómodo.

Con el hueso hemos topado. El primer hueso que encontraremos es el de la cadera del cerdo. Aquí el consejo que os podemos ofrecer es que cortes la carne a su alrededor. Lo más pegado al hueso posible, pero sin tocarlo, ya que si cortas el hueso entrarán esquirlas en las lonchas del jamón.

Si tenemos que dar la vuelta al jamón, debemos realizar un corte transversal igual que hicimos en la parte superior, y cortar lo más recto posible. Al llegar a los huesos, el corte del jamón ya no será regular. En estas zonas es habitual que los cortes queden en tiras y trozos irregulares, perfectos para guisos y otras recetas. ¡No desaproveches ninguna parte del jamón! El hueso también es útil para hacer sopas y guisos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *