Noticias de navajas y cuchillos

Mantenimiento de navajas, ¿cómo cuidarlas?

Mantenimiento de navajas

Si te has decidido por una de nuestras navajas artesanales, siendo de la mayor calidad y con un diseño único, ahora tienes que saber cómo cuidarlas. Debemos tener en cuenta que el mantenimiento de navajas es totalmente diferente al de los cuchillos de cocina. Obviamente el filo podemos cuidarlo de forma parecida, pero debemos tener en cuenta ciertas características específicas.

Mantenimiento de navajas: los puntos básicos

Ya estemos hablando de una navaja artesanal con o sin bloqueo, o de cualquier otro cuchillo, hay tres puntos en los que se basa su mantenimiento. Lo primero de todo es que tanto navajas como cuchillos han de estar siempre limpios, y nunca dejar que la suciedad se seque. También debemos evitar el agua y la humedad, especialmente en aquellas navajas que, por diseño, no incluyen barniz. El último de los tres puntos es el afilado; en todo momento debemos procurar que corten a las mil maravillas. De esta forma evitaremos cortes con demasiada presión y en los que podemos hacernos daño.

El cuarto punto exclusivo del mantenimiento de navajas

Mantenimiento de navajas

Sí, debemos añadir un cuarto punto a la hora de hablar del mantenimiento de navajas. Se trata del engrasado, algo que en cuchillos es irrelevante. Como es obvio, una navaja incluye un mecanismo de apertura y cierre que debemos cuidar, y que no está presente en otro tipo de objetos con filo. Mantén siempre el mecanismo bien engrasado, de lo contrario puede estropearse o dejar de funcionar correctamente, pudiendo causar heridas involuntarias. No sirve cualquier aceite, ya que algunos pueden hacer pegarse la navaja, por ejemplo.

Limpieza de las navajas

Al igual que los cuchillos, procurar que la suciedad sólo afecte a la hoja y, en este caso, intenta mojar sólo la hoja. La suciedad debe limpiarse lo antes posible para evitar que se pegue. Por otra parte, cuando se moja la navaja para limpiarla, debe secarse al instante.

Presta atención principalmente a la zona en donde se une el mango y la pequeña hoja. Esas ranuras del mecanismo de apertura y cierre son en donde se suele acumular la suciedad, restos de comida o pelusa. Usa un pequeño palillo para quitar la pelusa acumulada en las ranuras, y luego engrasa el mecanismo con el producto justo.

Para limpiar y secar la navaja puedes usar un paño de algodón o microfibra, lo que garantizará que el acabado de la navaja se mantenga como el primer día. Otros materiales pueden rallar la navaja o los sellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *