La historia de Vera Cuchillería: Benito Rodríguez Pousada

Vera Cuchillería lleva fabricando cuchillos y navajas de forma artesanal desde hace más de 40 años, siempre con el más mínimo cuidado que se merecen cada una de nuestras piezas. En nuestro ADN se encuentra la fabricación artesanal, usando las técnicas de antaño, y unos materiales naturales de primerísima calidad. Pero todo tienen un principio, nuestra historia puede resumirse en un nombre: Benito Rodríguez Pousada.

Todo se inició en un pequeño pueblo gallego, Verín (Ourense), en donde nuestra familia se ha dedicado al diseño, fabricación y venta de navajas artesanas desde 1975. Hace más de 40 años Benito Rodríguez Pousada, fundador y padre de los actuales responsables de Vera Cuchillería, comenzó a elaborar sus productos artesanales. Viendo que la mayor parte de marcas de la industria creaban sus navajas y cuchillos de forma industrial, en donde la calidad y originalidad no primaban, Benito Rodríguez apostó por las técnicas tradicionales.

Creación de la marca Vera Cuchillería y apuesta por las piezas artesanales

Benito Rodríguez Pousada comenzó la venta de productos en pequeñas ferias celebradas en zonas próximas a Verín, incluyendo toda Galicia o Castilla y León. De esta forma dio a conocer sus productos de máxima calidad en la industria. Tras años mejorando y ampliando su catálogo, la segunda generación del negocio familiar se unió al trabajo y se creó formalmente nuestra marca, Vera Cuchillería. Con la creación de la marca logramos aglutinar todos los productos de alta calidad bajo un mismo sello de enorme garantía.

Desde entonces trabajamos con un catálogo selecto, en el que ofrecemos solo los mejores resultados. Cuchillos y navajas completamente originales, en donde el trabajo artesanal nos permite darles un toque único a cada pieza. Contamos con grandes valores tradicionales respaldados por muchos años de experiencia, que intentamos transmitir al cliente mediante la cercanía, la garantía, la constancia y el trato personalizado.